Confinados en casa desde las once de la noche

|

Los gallegos ya sabemos que este año la Santa Compaña se va a ir con las manos vacías. La Xunta ha optado por el horario intermedio para este atípico toque de queda que nos regala el Gobierno y a las doce de la noche los espíritus, como mucho, van a ganarse una pulmonía en la noche de Todos los Santos. Así pues, desde las once de la noche y hasta las seis de la mañana las calles tendrán que estar lo más desiertas posibles, porque, en el fondo, algún experto sanitario de esos que Sánchez oculta, debe considerar que el coronavirus es mucho más contagioso bien entrada la madrugada. De entrada serán quince días, pero, ¿quién sabe?, lo mismo nos tiramos así seis meses, todo depende de lo que Sánchez y los suyos quieran. 

Confinados en casa desde las once de la noche