Una publicidad que no era la adecuada

|

el Gobierno tenía prisa por dejar su impronta en las primeras imágenes de las vacunas contra el covid en España. Tanto fue así que colocó un gran cartelón con la bandera de España y el mensaje de “Gobierno de España”. No hay mejor publicidad que la que puede dar una fotografía que ocuparía al día siguiente la portada de la mayoría de los diarios del país y abriría la totalidad de los informativos televisivos. El único problema es que el que decidió poner esa cartel no sabe que está prohibido, según la normativa del propio Gobierno para esos fines. El logo, acompañado de la bandera europea y el escudo nacional está reservado para la comunicación a través de internet, no para adornar una caja de vacunas...

Una publicidad que no era la adecuada