::::: DOMINGO :::::

|

 Rajoy cazó a Sánchez en la ratonera que colocó Iglesias

RAJOY tiene más pinta de que le guste el dominó o incluso el tute que el ajedrez, pero la jugada que le ha hecho a PedroLa SonrisaSánchez es propia de un gran maestro. Ha cazado al secretario general del PSOE en la trampa que le había tendido PabloViva la GenteIglesias y en la que ni se había dado cuenta de que había caído, pese a que desde su propio partido se habían escuchado bramidos contra el podemita por antonomasia. Ahora tendrá que ser el líder socialista quien dé un paso adelante –antes de que sus propios compañeros de partido le hagan dar varios hacia la puerta para que la cierre por fuera– y demuestre su valor. Si rechaza la propuesta del rey para que forme gobierno, estará liquidado; si la acepta, lo más probable es que se estrelle. En ambos casos llegaría entonces la hora de Rajoy, que se ve que no tiene miedo a las tuerkas que pueda escupir por la boca el Iglesias y que, en cambio, aterrorizan a Sánchez  

 El callejero mantiene casi proscritas a las mujeres

¿QUIÉN dijo que la Marea, nasía pa’ganá, no trabaja? ¡Menuda mentira! Si ya ha cambiado el nombre de un montón de calles. Habrá a quien no le guste, pero la ley es la ley, y la de la memoria histórica propugna la supresión de los nombres con reminiscencias franquistas. La última operación de limpieza fue más discreta que las anteriores; el atril móvil de metacrilato no abandonó su almacén, no hubo discursos –cuatro hubiesen sido muchos–, simplemente se colocaron unas placas con las nuevas denominaciones. Después, fiesta nocturna, para remojar el gaznate. Por cierto, desde la más absoluta inocencia, ¿quién pagó el sarao? Otra cuestión, y esta con menos inocencia. ¿Por qué la xente do común se resiste a que sean mujeres las que den nombres a las calles? A ver si van a tener razón quienes –muchos de ellos mareantes– aseguran que la igualdad no gusta entre los nuevos mesías.

 Una gallega en el avión de Maduro

EL gallego que hay en la Luna es, al parecer, de Ferroldel Ferrol, dice la letra de la canción– y la gallega que fue a Venezuela en el avión de Maduro es de Monforte. Se llama Teresa Moure, es una conspicua nacionalista, incluso fue candidata del Beneguai al Senado, y ha ganado numerosos premios literarios. Tuvo que ser divertido el viaje, porque el aparato, con un pasaje plurinacional, debía recordar a las furgonas Volkswagen que tanto gustaban a los hipis clásicos. Solo que ahora sus ocupantes eran neohipis o postcomunistas, que venche sendo o mesmo.

 El regalo de Gallardón al PP

EL PP estará en deuda permanente con el autodenominado verso libre del partido, Alberto Ruiz-Gallardón. Uno de sus legados como ministro de Justicia fue la posibilidad de que las formaciones políticas fuesen imputadas, como personas jurídicas, por las falcatruadas de sus dirigentes. El PP es el primero que se encuentra en esa situación por el borrado de los ordenadores de Bárcenas. ¡Vaya récord!

 La paradoja de la estabilidad del precio de la vivienda

CUANDO el precio de la vivienda se estancaba, los promotores inmobiliarios sentían lo mismo que los habitantes de Jericó cuando veían a alguien con una trompeta merodeando por las murallas de la ciudad. Sin embargo, ahora botan foguetes, ya que significa que, al fin, ha concluido la caída provocada por la crisis. La estabilización ha dejado el precio medio del metro cuadrado en A Coruña en 2.100 euros –el más caro de las siete ciudades gallegas–, aunque muy lejos de la cota del paraíso del trilingüismo armónico, Sanxenxo-Sanchencho-Sangenjo, según se emplee el gallego, el castellano, el koruño, los tres idiomas más hablados en el lugar, donde cuesta 2.390 euros. Por cierto, la media gallega está en 1.590 euros.

 Una alegría que llega desde Barcelona

¡QUÉ lejos quedan los tiempos en los que lucir arruga marcaba tendencia! No las arrugas que se corrigen con productos cosméticos –por entonces triunfaba el plan Pond’s, belleza en siete días–, sino las arrugas en la vestimenta. Era la época en la que Adolfo Domíngez rompía la pana; hasta los protagonistas de las series televisivas americanas se peleaban por sus trapos. Pero el negocio del costurero ourensano se chafó poco a poco y ahora arrastra unos números de un rojo pasión que nada tienen que ver con los tonos con los que ilumina sus colecciones, pero que, por fortuna para él, se difuminarán con los 45 millones que cobrará por un local que acaba de vender en Barcelona. No todo lo que venga de allí tiene que ser malo...

 Entre lo pagado público y el desuso privado

ANTES los alcaldes cedían sin problemas a las demandas de sus vecinos. Por ejemplo, se acercaba el hombre que deseaba construir un alpendre en un trozo de horta y el regidor le daba el visto bueno con las palabras típicas de: ti vai facendo, que despois amañanos. Los planes urbanísticos redujeron esta práctica para desgracia de muchos votantes. Las nuevas corporaciones, más modernas ellas, parece que continúan con los mismos hábitos y así que los ediles ferrolanos pretenden adaptar una estructura de uso público, como la pérgola del Parador, al uso privado. Eso, sí, después de pasar por caja. Lo raro fue que ya el anterior gobierno se metiese a diseñador de exteriores para otras empresas.

 Una fotografía que es como un título universitario

EL salón de LucasBuah, nenoPérez no es la consulta de un médico, pero de la pared cuelga una foto del gol que le marcó la temporada pasada al Valencia, como si fuese el título universitario que el doctor pone bien a la vista de los pacientes para demostrar que no es manciñeiro. El tanto de la imagen fue el primero que el jugador, por cuya paternidad se pelean el Barrio de las Flores y Monelos, marcaba con el Deportivo y aunque este ha conseguido bastantes más, lleva unas cuantas jornadas sin anotar ninguno. Que hoy rompa esa racha y mañana cuelgue otra foto no sería mala noticia para la afición coruñesa y más sabiendo que Riazor vive de una forma especial los partidos contra el Valencia.

::::: DOMINGO :::::