El juvenil que ya era casi abuelo

|

Gourav Mukhi no tiene pinta de ser un rapaciño. En la India no se lleva mucho eso de hacer la Primera Comunión, pero de ser habitual a nadie se le ocurriría pensar que Mukhi celebró hace pocos años una fiesta vestido de marinerito. Sin embargo, ha pasado a la historia como el futbolista más joven en marcar un gol en la Primera División de su país. A los 16 años marcó ese tanto. ¡Más precoz que Vinicius! Pero, ¡oh sorpresa!, la federación lo ha suspendido durante seis meses, porque no solo no es menor de edad, sino que tiene 28 años... Vamos que ya está más cerca de la retirada que de ser elegido el mejor juvenil del mundo.

El juvenil que ya era casi abuelo