CAMBIO DE COLOR

|

El negro fue el color que dominó en Penamoa durante casi los últimos treinta años; negro de la vergüenza de mantener un poblado chabolista y negro del tráfico de drogas que imperaba en la zona. La aplicación del plan municipal para integrar a los ocupantes del asentamiento empezó a dar al lugar un tono más claro, pero que realmente no pasó del gris. Ahora, en cambio, ha empezado la transformación definitiva, que acabará pintando de verde el solar. Por delante aún quedan muchos meses de trabajo, pero ya se están dando los primeros pasos con la retirada de los residuos peligrosos acumulados a lo largo de cerca de tres décadas en el lugar. Poco a poco, pues, se va avanzando hacia el futuro.

CAMBIO DE COLOR