UN CAMBIO DE HÁBITOS

El primer domingo del período de rebajas confirmó que las costumbres de los consumidores están variando. La imagen de las tiendas poco tuvo que ver con los abarrotes habituales durante tantos años. La liberalización de las temporadas de descuentos ha provocado ese cambio e incluso que muchos clientes prefieran esperar hasta las “terceras rebajas” para hacer sus compras. Está claro, pues, que ellos salen beneficiados, pero habrá que esperar para saber si ocurre lo mismo con los comerciantes.

UN CAMBIO DE HÁBITOS

Te puede interesar