UN ASUNTO POCO CLARO

|

Los vecinos de un edificio tuvieron que ser desalojados durante la madrugada de ayer a causa de un escape de gas. Eso es lo único claro de un suceso que conviene esclarecer cuanto antes, ya que pudo acabar en tragedia. Gas Galicia culpa a la empresa que rehabilita el inmueble, pues considera que el andamio desde el que se realizan los trabajos provocó la fuga y la compañía atribuye todo a unos supuestos ladrones de cobre que dañaron la tubería. Sea cual sea el motivo, es evidente que no puede quedar en el limbo, aunque solo sea para compensar a los vecinos por el mal rato que pasaron durante unas horas.

UN ASUNTO POCO CLARO