Los remotos precursores de la emigración gallega

|

TENÍAMOS la cova Eirós, algo así como Atapuerca en versión enxebre, que prueba que la interculturalidad ya estaba de moda en Galicia hace 10.000 años, pues, según los arqueólogos, entre esos penedos e rochas de Triacastela tenían su casita los últimos neandertales del norte de la Península, que llegaron a coexistir con los primeros humanos modernos. Incluso da la impresión de que algunos han sobrevivido hasta la actualidad e incluso los hay que ocupan puestos de responsabilidad. Pero ahora se ha sabido que también por esa zona y ya desde hace unos cientos de años antes vivían leones, hienas, rinocerontes, leopardos... vamos, que Lugo era por entonces más o menos lo que ahora es Kenia o Botswana. A ver si después se marcharon a África y en realidad fueron los precursores de la emigración que durante el siglo XX estuvo tan de moda entre los humanos nacidos en Galicia.

Los remotos precursores de la emigración gallega