Movilidad “Rentable” o Coruñesa

|

Nuestra querida ciudad de La Coruña, sufre un gran problema de movilidad, la orografía  de nuestra ciudad, en forma de istmo o de T, dificulta el poder plantear un plan de movilidad y de transporte público que dé una solución eficaz a este problema.

Sabemos que una de las soluciones es utilizar más el trasporte público que el privado, y así, el número de turismos circulando seria menos en nuestras calles, ¡pero claro!, ahí es donde está la cuestión.

¿Por qué no usamos más el transporte privado que el público?

Si encontramos la solución a esta pregunta, podríamos empezar a plantear el primer paso para un plan de movilidad sostenible, eficiente y sin “parches” cada 4 años, como los que sufrimos con el “quita y pon” del carril bus o la obsesión del carril bici por parte de la Marea. Que no dieron con la solución a dicho problema.

Con la instalación y creación de carriles bus y bici, sin un estudio previo de las necesidades y tipo de movilidad de los coruñeses, no beneficia en nada a mitigar el tránsito en la ciudad, al contrario, solo suma más vecinos cabreados al verse obligados a aparcar en doble fila o en párquines privados para realizar su compras o movimientos por la ciudad.

Antes de aplicar estos “parches”, el gobierno de María Pita tendría que saber que muchos vecinos no utilizan el trasporte urbano al tener déficit de rutas, frecuencias y horarios y que no se amoldan a las necesidades de los coruñeses en su día a día.

Unos ejemplos son que desde Matogrande no puedes ir a trabajar a Pocomaco en bus, que desde Nuevo Mesoiro tienes que hacer trasbordo en la plaza de Cuatro Caminos para poder ir al Chuac o un viernes a las nueve de la noche tengas que esperar 60 minutos en la parada para ir de Monte Alto a Los Rosales, entre otros.

Estos son solo un pequeño ejemplo de las denuncias que me trasladaron diferente vecinos, que en si se podría englobar en las faltas de conexiones de muchos barrios con las grandes zonas industriales como la Grela o Pocomaco, que en horario de primera hora de la mañana no hay servicio y te obliga, sí o sí, a ir en tu coche particular, o la falta misma de una línea de autobús interna de los polígonos para facilitar la movilidad, siempre con frecuencias cortas, para poder ser viables y así poder utilizar los famosos párquines disuasorios, que están infrautilizados.

Cuando estos ejemplos se los propuse a un directivo (cuyo nombre no quiero desvelar) de la compañía de Tranvías de La Coruña, su contestación fue, que esas líneas, horarios o frecuencias no eran rentables y mi contestación fue que un servicio público no tiene que ser rentable, sino lo que tiene que dar el servicio a las necesidades de la gente, por eso desde Democracia Coruñesa DCO, apostamos una movilidad Coruñesa, con la creación de la EMT, Empresa municipal de transporte, para dar servicio a más vecinos, mejorar frecuencias y flexibilizar los horarios según las necesidad de los coruñeses y no de los interés privados.

Movilidad “Rentable” o Coruñesa