Como una partida de mus

|

Campeonato de mus en la política española. Por lo de los órdagos. ERC empezó el juego al reclamar un cambio de actitud con el independentismo catalán como paso previo al respaldo a los Presupuestos. Después, Pablo Casado condicionó la negociación a la salida de Pablo Iglesias del Gobierno. Y ahora Podemos exige a Pedro Sánchez a cambio del apoyo de la formación morada que Ciudadanos no tenga ni voz ni voto en el acuerdo de las cuentas estatales. Unos días después, por cierto, de que Inés Arrimadas se ofreciese a acordar unos Presupuestos lo más alejados posible del “populismo” podemita. Se le está poniendo bonita la ronda de contactos al presidente... Pero es lo que tienen las partidas: cuando uno no tiene buena mano le toca ser más listo que el resto, confiar en la suerte o asumir la derrota. Pedro Sánchez suele caer de pie incluso cuando pierde.

Como una partida de mus