Rappel hunde a los republicanos

|

MENUDA tranquilidad se respira en el palacio de la Zarzuela. Hasta es posible que doña Letizia recupere el apetito, pues su futuro y el de sus hijas está asegurado. Incluso su marido, que como buen navegante no quiere saber nada de la calma chicha, disfruta del sosiego. Y es que Rapel ha vaticinado que a la monarquía no le ve futuro a largo plazo. El vidente fue el invitado de honor del almuerzo mensual de la peña periodística El Cuarto Poder y allí se explayó con la bola de cristal. No se sabe si hizo sus predicciones durante el aperitivo (vermú), el primer plato (vino blanco), el segundo (tinto) o a la hora del café (sol y sombra), pero conociendo su tino adivinatorio y lo mal que sienta mezclar, los republicanos ya pueden esperar sentados.

Rappel hunde a los republicanos