Sin un recambio para Nissan

|

Nissan amagó muchas veces con irse de Barcelona. Dicen los que saben de esto que hasta es posible que haya influido el ambiente propiciado por el procés en la toma de esta decisión. Sin embargo, la verdad es que los números rojos lastran desde hace años las cuentas de la compañía nipona/francesa que ahora buscará otros pagos para seguir produciendo sus vehículos. La cuestión es que España, donde la automoción juega un papel fundamental en su PIB, es un gigante con pies de barro ya que no existe una marca nacional. Somos meros ensambladores de lo que otros diseñan e idean y, cuando encuentran montadores más baratos, corremos el riesgo de que nos dejen tirados. La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha abierto la puerta a buscar otros socios para la planta de Barcelona. El problema es que el abanico es muy corto, demasiado como para que sea una opción real.

Sin un recambio para Nissan