Un zombie al frente de En Marea

|

A estas alturas ya nadie lo duda. Luis Villares es una especie de muerto viviente. Un zombie que seguirá siendo portavoz de En Marea pero que, como él mismo ya sabe, con una fecha de caducidad muy próxima. El pasado sábado, en el plenario de la formación, los críticos lo acorralaron de tal modo que todavía se le notan los moratones de tanto golpe bajo que recibió. Para la posteridad, el abrazo con Noriega al comienzo de la reunión que fue la representación misma del beso de Judas. Ahora solo queda por saber cómo sale En Marea de esta más que evidente ruptura entre los dos grandes sectores que integra.

Un zombie al frente de En Marea