A vueltas con el Nesquik

|


EL joven agraciado con un bote de Nesquik con premio –un cuarto de kilo de cocaína– ha decidido demandar al supermercado donde lo compró por los “perjuicios morales” que le ocasionó la difusión de la noticia. Pues con habérselo callado, asunto arreglado, porque resulta que hay quien se ha gastado un montón de pasta comprando botes de Nesquik a ver si tenía la misma suerte que él y nada de nada. A ver si aún va a aparecer alguien que lo demande a él por llevarlo a la ruina.

A vueltas con el Nesquik