Cuarentena que huele a despecho

|

Los ciudadanos de a pie de cuestiones diplomáticas sabemos poco más que lo que nos dice el sentido común y nos imaginamos conversaciones elegantes y modales exquisitos. Luego nos enteramos de que mueven más las bajas pasiones que la estrategia y pensamos “mira, como en la vida real”. Resulta que la ministra de Exteriores ha respondido al anuncio del Reino Unido de que impondrá una cuarentena a los turistas extranjeros diciendo que igual aquí también hacemos pasar un confinamiento obligatorio a los británicos que nos visiten. Y así, de entrada, suena a resentimiento. El equivalente político a “si tú no me ajuntas y yo a ti tampoco”. Que lo mismo es el primer mandamiento de las relaciones internacionales, pero tiene pinta de despecho de toda la vida. Menos mal que nos quedan los alemanes, felices en Mallorca, que, ya dicen ellos, que es tierra coronafree.

Cuarentena que huele a despecho