UN RESULTADO ALENTADOR

|

La campaña especial de controles de alcoholemia que se ha desarrollado en A Coruña durante una semana arroja un resultado que solo se puede calificar como satisfactorio, pues únicamente 15 de las 325 pruebas realizadas dieron positivo. Es decir, los conductores, salvo un reducido 0,2%, demostraron un exquisito respeto a las normas de seguridad vial. Esa lección de civismo protagonizada por los automovilistas es muy alentadora e invita a pensar que, al fin, ha calado en la sociedad la idea de que la combinación del alcohol con la conducción forma un cóctel peligrosísimo.

UN RESULTADO ALENTADOR