Como el amor de madre no hay nada

|

Madre, por lo general, solo hay una, de ahí que haya pocas cosas tan inconmensurables como el amor que estas suelen tener por sus retoños. Ojo, en esto, como en todo, hay honrosas excepciones que no hacen más que confirmar la regla. Y por ello, a nadie le puede extrañar que la madre de Bin Laden, Alia Ghanem, haya asegurado que su hijo, el mayor terrorista sobre la faz de la tierra, era un “buen chico al que le lavaron el cerebro”. Al tiempo que añade que era un joven tímido y bondadoso. Menos mal, porque si llega a ser mala persona desde el momento de nacer cuesta imaginar la que podría haber provocado. FOTO: Bin Laden | aec

Como el amor de madre no hay nada