LA ALARMA YA SE ENCENDIÓ

|

La derrota del Deportivo en Vallecas confirmó lo que se llevaba viendo en las últimas jornadas: la incapacidad defensiva del equipo, una cuestión de la que no son solo los zagueros los culpables. Queda mucha Liga y, por lo tanto, hay tiempo de sobra para corregir ese defecto; pero lo mismo se decía en la última temporada en la que Lotina estuvo en a Coruña y ya se sabe cual fue el desenlace de esa campaña. La alarma está, pues, encendida; la luz que despide no es todavía de un rojo intenso, pero cada jornada que pasa va estando más cerca de ese tono. O se produce pronto un cambio sustancial o la situación se volverá muy peligrosa.

 

LA ALARMA YA SE ENCENDIÓ