Es más que un negocio

|

La empresa DomusVi gestiona la mayor parte de las empresas que se dedican a la explotación (nunca mejor expresado) de las residencias geriátricas. Tiene el horripilante record de contar casi dos mil muertos y docenas de demandas ante la justicia de familiares de los allí internados. Pues aunque no lo crean a la Xunta les parece para nota y aplausos el sistema empleado por la empresa que acapara más denuncias en toda España y el PP, en sede parlamentaria,  le aplaudieron a la máxima responsable que no quiso responder a las preguntas de la oposición.

Y por si esto fuera poco la residencia geriátrica sita en Salvatierra acaba de “ganar” dos nuevos calificativos: residencia inhumana y residencia de los horrores. Según cuentan los periódicos esos testimonios no son solamente de los residentes y sus familiares sino de los empleados. Y otro record: ciento diez contagios en otra Residencia privada de Mos.

La relación de los populares tiene su leyenda negra. No estará de más recordar el caso de la red de residencias del Padre Rosendo –amigo personal de Fraga que le concedió varias subvenciones y una medalla de Galicia– condenado a cárcel por estafar a una anciana, clienta de una de sus residencias geriátricas, y al que el PP de Ourense le apoyó con manifestaciones en las calles y, palabra de honor, pasó muy poco tiempo en la trena pues por motivos de salud ¿? se quedaba en casa con una pulsera para que no pasara frio en la cárcel. Pueden buscar en las hemerotecas, es un auténtico  “triler” como una película de policías y ladrones.

Y llegados a este punto, la pregunta: cuando la Xunta interviene luna Residencia Geriátrica ¿Qué hace? ¿Rompe el contrato con la empresa  y denuncia a los que la administran? ¿Manda médicos para que examinen a los ancianos?  ¿Revisa si se cumplieron  las condiciones pactadas?

Si bien es cierto que las Residencias de Mayores están transferidas a las autonomías el gobierno central no puede mirar para otro lado y, amén de abrir su propia investigación, tiene que presentar ante el Congreso un proyecto de ley que incluya normas específicas para el normal funcionamiento de algo que es más que un negocio. Muchos hemos apuntado que el servicio a los mayores debe ser un capítulo más del cuidado de la salud del ciudadano. Y es que, conviene insistir que las Residencias de Mayores son algo más que un aparcamiento y que un negocio       

 

Es más que un negocio