UN CONFLICTO QUE SE ENQUISTA

|

La segunda jornada de huelga de los trabajadores del sector de la basura se saldó sin que se registraran incidentes de relevancia. Una buena noticia que se puede atribuir a la gran presencia policial y, por la parte que les corresponde, a los propios trabajadores. Hay que recordar que la anterior movilización se saldó con un incendio en la planta de Nostián y unos daños evaluados por la empresa que superaron los 600.000 euros. Sin embargo, más allá del parte de incidencias de la protesta, la realidad es que el conflicto se está enquistando y ambas partes parecen incapaces de acercar posturas para acabar con un contencioso que sigue provocando numerosas molestias a los ciudadanos. Se intentó la mediación de la Xunta y, tal vez, haya llegado ya el momento de que sea un profesional el que determine quién tiene razón en sus reivindicaciones.

UN CONFLICTO QUE SE ENQUISTA