EL NUEVO MARGEN DE LOS RADARES

|

Las denuncias de tráfico notificadas por radar se dispararon en A Coruña desde que se varió el margen de tolerancia de los dispositivos. El porcentaje en el que han crecido es un secreto de Estado, pero raro es el coruñés que no conoce a algún conductor que haya sido sancionado en las últimas semanas, en especial si circula con frecuencia por Alfonso Molina. Es evidente que hay que respetar los límites de velocidad, pero es igual de cierto que en muchos casos se imponen de manera que parece absurda y que en realidad oculta un claro afán recaudatorio. Ese es el grave problema al que se enfrentan los automovilistas, pues ese deseo desmesurado de “sacar cuartos” va en detrimento de la seguridad vial, cuando esta debe ser la primera preocupación de los responsable de Tráfico.

EL NUEVO MARGEN DE LOS RADARES