Sin patacas en Ferrolterra

|

NO es que vayamos a ver algo como lo acontecido hace más de un siglo en Irlanda, que una plaga que afectó a la patata causó una hambruna que provocó un número incontable de víctimas mortales y, de paso, una explosión migratoria hacia EEUU que hoy, por esto de míster Trump, no encontraría ni por asomo idéntica capacidad de respuesta. Manda en Ferrolterra –ese hinterland que aglutina a las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal– la praxis de lo racional, a la que por el momento invita la Xunta a seguir por parte de los productores de patatas centrados en el autoconsumo. Algún peaje les pasará a estos, pero bien es sabido que en esto de la pataca sobran las que se cosechan y que su natural destino es también el de la distribución a pequeña escala.

Sin patacas en Ferrolterra