Un zarpazo demoledor

|

ROSA Díez, desaparecida desde que se esnafró UPyD, se ha dado una vuelta por el mundo de los vivos y ha demostrado que conserva las buenas maneras y la lengua punzante. Le ha cogido gusto a las súbitas apariciones para dar un golpe de mano y volver a la tranquilidad de su retiro espiritual, al que siempre regresa con la compañía de un ciberaplauso. Sus últimas correrías habían sido para mallar en Pedro “La sonrisa” Sánchez y en Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias, y ahora ha vuelto a por el secretario general de los socialistas, a quien le recordó su “cambio” desde que llegó a la Moncloa: “¡Quién nos iba a decir que íbamos a ver a un socialista gobernar España con los presupuestos de la derecha española, la política penitenciaria de los proetarras vascos y la política territorial de los golpistas catalanes!”, afirmó en un tuit demoledor. Y la verdad es que tiene toda la razón. Va a haber que darle empleo en algún partido, porque la política no está como para perderla.

Un zarpazo demoledor