Críticas a los “cristianos católicos de domingo”

|


EL misionero José Rubio Aguerri, a quien no le arredra su fe, pide un compromiso que vaya más allá de las obras y las palabras que mueven a lo que él mismo denomina “cristianos católicos de misa de domingo” para erradicar, mediante una colaboración eficaz y efectiva –es decir, que tenga verdaderas consecuencias– el hambre en el mundo. Así se manifestaba en la entrevista que ayer mismo publicaba Diario de Ferrol. Ciertamente, el compromiso se debe traducir en el ejemplo personal de quienes, teniendo mucho, poco o nada dan, pero también en la creación de una conciencia colectiva que asuma que en el mundo moderno, el desarrollado, el agua que sale inútilmente por un grifo, o la comida que se desperdicia, es un insulto –una obra– para muchos.

Críticas a los “cristianos católicos de domingo”