Los políticos necesitan protección

|

los expertos del Ministerio del Interior en protección de personalidades auguran un otoño caliente en lo que a protestas se refiere. Cualquiera que entre en las redes sociales, lea los periódicos y salga a la calle, también es capaz de sospechar que la tensión no va a parar de crecer. Más o menos, al mismo ritmo que los contagios por coronavirus, los cierres de negocios y las informaciones sobre el pésimo futuro que le espera a la economía. A casi nadie se le escapa que estamos macerando los ingredientes para una revuelta social y que prenda o no la chispa es casi una cuestión de azar. Los analistas hablan de tres objetivos para los violentos: el presidente del Gobierno, Podemos y Vox. O lo que es lo mismo, el máximo responsable de la gestión del país, el partido con el que millones se sienten engañados y la formación que parece ir buscando el enfrentamiento. Todo encaja.

Los políticos necesitan protección