A muchos les gustaría ser italianos

|

Hoy a muchos españoles les gustaría ser italianos y poder decirles a los parlamentarios “nos sobráis”. Ese es el sentir generalizado de los que no entienden por qué un diputado tiene que cobrar por acudir a una sesión en el Congreso, por qué tiene que crearse un sinfín de comisiones, remuneradas, por supuesto, de las que ni siquiera se llega a saber el nombre –y mucho menos a qué se dedican–, por qué un parlamentario puede pasarse un curso completo sin hacer una sola intervención o aportación y por qué, en definitiva, son necesarios tantos representantes en las Cámaras. Los italianos nos están marcando el camino, ahora solo falta que consigan reducir los salarios de los parlamentarios y ya serán héroes.

A muchos les gustaría ser italianos