Más madera anti Soraya

|

PABLO Casado, uno de los miembros más activos de la sección Clan TV del PP, que consiguió que el canal de dibujos animados de Televisión Española permaneciese sintonizado durante las 24 horas en la sede central del partido, debió de ver a escondidas otras cadenas. Seguro que un día zapeó a hurtadillas, se enganchó a los programas de adultos y llegó a razonar como nunca lo haría un adicto a Pepa Pig o Bob Esponja. ¡Menudo vicio ese de pensar! Uno empieza y ya no para. De hecho, se le ocurrió presentarse a las primarias para suceder a Rajoy y se clasificó para la lucha final. María Dolores de Cospedal, que disfruta de mucho tiempo libre desde que ya no tiene que repartir el día entre la secretaría general del PP, el Ministerio de Defensa y ser la imagen de una peluquería de Honduras –de algo tiene que valer haber sido en la juventud Miss Feria de Albacete–, se cayó de esa pelea. Pero ya se ha unido a Casado para derrotar a la niña Soraya. La antigua ama de llaves de la Moncloa tiene el apoyo de los militantes, pero entre los dirigentes no la respalda ni uno. ¿Será por algo?

Más madera anti Soraya