El virus que vale como excusa

|

el domingo una treintena de jóvenes se lío a golpes y pedradas en Vilagarcía, se supone que con el coronavirus como origen del enfrentamiento. Dicen los testigos que todo empezó porque uno de los grupos, autóctono, increpó al otro, procedente de Madrid, acusando a sus miembros de traer el virus a tierras gallegas y exigiéndoles que se volvieran a su casa. A su Getafe natal, se entiende, porque, precisamente, la localidad arousana es lugar de segunda residencia de un buen número de madrileños desde hace décadas. La cuestión es que la cosa acabó en pelea monumental, con denuncias incluidas. Claro que teniendo en cuenta que todo ocurrió a las siete de la mañana en la zona de fiesta nocturna y que los implicados parece que no habían estado a aguas, precisamente, la bronca lo mismo podía haber sido por el virus que por el clásico “me estás mirando mal”. Es lo que tiene la noche.

El virus que vale como excusa