De campaña electoral como una estrella del rock

|

EL séquito de las estrellas de la música incluye durante las giras la presencia del médico personal. Un catarro por un mal aire puede arruinar la turné y si hace falta alguna sustancia que ayude a sobrellevar el cansancio que provoca ir de bolo en bolo siempre será mejor que la prescriba un doctor a que la suministre un camello. Pedro “La Sonrisa” Sánchez, que tiene más de estrellado que de estrella, va, sin embargo, por la vida de divo. En su reciente visita a Andalucía para tratar de hundir –oficialmente iba a apoyar– la campaña de Susana “La sultana” Díaz, se hizo acompañar por su médico personal, que no se despegó de él ni un segundo. ¡Qué poca confianza en la sanidad pública de la comunidad autónoma! O será una muestra más de esnobismo de nuevo rico...  

De campaña electoral como una estrella del rock