Las incongruencias independentistas

|

Durante el pleno para autorizar al Gobierno a prorrogar el estado de alarma, Rafael Rufián poco menos que llamó loco peligroso a Pedro Sánchez por permitir la vuelta a la actividad de algunos sectores no esenciales. Del mismo modo, Torra inició una campaña internacional de ataques a España por no ordenar el confinamiento general y total en Cataluña, lo que él, según decía, habría ordenado ya. Y, ahora, los dos, salen a la palestra pidiendo que los niños puedan salir a la calle. Y, al final, pese a la aparente incongruencia se salen con la suya. Sánchez libera a los niños, al menos un ratito al día.

Las incongruencias independentistas