:::: DOMINGO ::::

|

Una brutal limpieza étnica en el PSOE ourensano

PORQUE Taramundi pilla un poco lejos, que si no ya se sabría de donde procedían los cuchillos utilizados para rebanar cuellos en serie en el PSOE ourensano. En la muestra más perfecta de lo que debe ser la democracia interna, Ferraz se cargó a los dos candidatos más votados por los militantes y que, por lo tanto, tendrían que encabezar las listas al Congreso y al Senado: Laura Seara y Teresa Taboada. La primera, la diputada gallega que más trabajó en esta legislatura y miembra destacada del zapaterismo en su etapa de esplendor, cometió el pecado de apoyar en su día a Eduardo Madina, una ofensa imperdonable para Pedro “Sonrisa” Sánchez. El delito de Taboada es su militancia en el pachismo y laminándola se propocionaba un gusto al imputado Gómez Besteiro, así que nada mejor que darle puerta. Sus sustitutos, en una demostración de la pluralidad del partido; han salido de la cantera de los independientes, ya que ni la inspectora de Trabajo Rocío de Frutos, ni el policía Luis García Mañá, excomisario jefe de Galicia, tienen carné. Ya lo dijo a principios de año el secretario de Organización, César Luena, “estamos dispuestos a dar clases, incluso gratis, de democracia interna a todos los partidos”. 

Otra promesa mareante que se lleva el viento 

FOISE co vento la promesa de que el cambio de empresa concesionaria de la ORA no supondría la pérdida de ningún puesto de trabajo. Los mareantes empeñaron su palabra de izquierdistas –de la que nace un compromiso tan sólido como el que emana del juramento de los derechosos al asumir un cargo–, pero resulta que en el primer día en el que el servicio dependía de una nueva compañía ocho empleados fueron despedidos. Aún encima se lo han echado en cara a la Marea los socialistas, que cada día que pasa son más peligrosos para el alcalde, Xulio Ferreiro, que las avispas asiáticas asesinas para el resto de los coruñeses... 

La tenacidad de Carlos Slim

EL magnate mexicano Carlos Slim ha cogido una perra tremenda con eso de modificar el calendario laboral de los españoles y allá por donde pasa suelta su espiche. Seguro que la tenacidad tiene mucho que ver en la consecución de su multimillonaria fortuna, pero de ahí al racarraca de que hay que trabajar tres días a la semana –un total de 32 o 33 horas– y jubilarse a los 75 años va un trecho. Solo le falta montar parques de atracciones y complejos de ocio para que los españoles disfruten en ellos de sus cuatro días semanales de descanso.

La lección del arzobispo de Valencia

EL cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, metió la pata cuando aseguró que “no todo es trigo limpio en la “invasión” de refugiados. Quizá fuese por deformación profesional, por aquello de que la mies es mucha y los obreros pocos... pero el caso es que al día siguiente se disculpó y pidió “caridad hacia los perseguidos e inmigrantes que buscan ayuda”. Una lección de humildad de la que convendría aprender.

La faceta poco conocida de Julio Iglesias

EL hijo de Papuchi, padre del cantante al que la Xunta pagó 300.000 euros por grabar un videoclip para promocionar Galicia y exmarido de una mujer con una larguísima colección de esposos, es decir, Julio Iglesias, tiene cara oculta, o mejor dicho una faceta poco conocida: la de empresario. Julito ha amasado millones y millones con el pluriempleo, hasta el punto de que Forbes, la biblia de los millonarios, cifra en 850 millones de euros la fortuna del crooner que tantas veces interpretó “Un canto a Galicia” y para el que “La vida sigue igual” desde hace millones de años.

Las cornadas de la gripe y la carretera

MANUEL García, El Espartero, era un chico pobre que por su valor y simpatía se hizo rico y célebre. Decidió ser torero –aún no había nacido Galicia Mellor sen Touradas, claro– y su vida acabó en las astas de un Miura, pero antes de eso tuvo tiempo de pronunciar la famosa frase “más cornás da el hambre”, una tarde en la que un banderillero le avisó del peligro que tenía un astado. Esa sentencia se podría trasladar a la actualidad, con permiso de los biempensantes animalistas, y en una interpretación libre utilizarla en la campaña de promoción de la vacunación de la gripe, una enfermedad que el año pasado se cobró más vidas en Galicia que el tráfico. Habrá que ponerse la banderilla, pues.

Propuestas como la Fashion hacen vibrar a Ferrol

NO cabe duda de que la Fashion Night ferrolana ha marcado, tras su novena edición, un antes y un después en la habitual imagen de la ciudad naval. Incentivar el consumo y retomar la vitalidad de las calles van de la mano en una propuesta que en cada convocatoria gana adeptos, incluso entre los más pequeños de la familia, cuya presencia a avanzadas horas es algo más que anecdótica. Ni la renombrada Semana Santa ni la Navidad aportan tal resultado, al menos en cuanto a ver cómo palpita el centro histórico con la presencia de miles de vecinos. La combinación de actividades lúdicas con las puramente comerciales ha reforzado poco a poco una propuesta que ya ha sido imitada por otras localidades del entorno. A la Fashion Night le queda todavía, a este ritmo, mucho recorrido.

Un partido especial frente a una rival aún más especial

EL mashote Luis Fernández proclama feliz que Riazor era el único estadio donde se aplaudía al Athletic al salir al campo. Para él constituía una novedad, pero se trataba de una tradición arraigada casi desde la noche de los tiempos. Ya antes de la amistad uniese a Acuña y a Zarra o de aquellas cenas en O Lionardo donde, entre percebes y cigalas, se pactaban los resultados de los partidos entre ambos equipos –¡se siente, superagente Tebas, pero el delito ya ha prescrito!– el Athletic era un conjunto especial para el deportivismo, como especial será el partido de esta tarde, pues para los blanquiazules puede suponer la confirmación definitiva de que no deberán esperar hasta la última jornada para asegurarse la permanencia.

:::: DOMINGO ::::