Los secretos de una reunión muy secreta

|

Nadie tiene la más mínima duda de que Pedro Sánchez hará todo lo que esté en su mano para mantenerse en La Moncloa, ahora que ha conseguido superar el umbral de su puerta como inquilino. Y buena parte de esas posibilidades pasan por conseguir sacar adelante los presupuestos del próximo año.

Lo intentó ninguneando al Senado, pactando con Podemos unas cuentas que disparán el déficit y que tienen atemorizada a la Unión Europea y, lo que es peor, negociando incluso con los batasunos. Solo de este modo se entiende la reunión secreta que José Luis Rodríguez Zapatero ha mantenido con el terrorista Arnaldo Otegi en un remoto caserío de Euskadi. El problema es que, por aquello de ser secreta, nadie sabe qué habrá ofrecido Pedro Sánchez a cambio del apoyo de los batasuneros a sus cuentas. Son ya legión los que creen que, en caso de producirse ese respaldo, veremos a muchos terroristas trasladados a cárceles del País Vasco y también a bastantes saliendo de prisión. Al tiempo.

Los secretos de una reunión muy secreta