El peligro de ir a Vidán

|

A Nave de Vidán se ha convertido en un sitio peligroso. Allí se firman tantos manifiestos como actas de inspección en Hacienda. Entre chipiróns prancha e chipiróns prancha, entrecosto y entrecosto y antes de pasar al licor café, chamamento que te crió. Lo hicieron en su día los críticos del Beneguai en un xantar preparado por Xavier Vence y acaban de hacerlos los críticos de Podemos Galicia. Los bloqueiros acabaron todos en la rúa; a los podemitas no se sabe qué les pasará, pero no parece que vaya a ser muy bueno. Carmen Santos, la vicaria de Pablo Iglesias na terra, es el centro de las críticas, pero ya sabe que a ella no le importa lo más mínimo. Es más, tiene el morro de, a través de personas interpuestas, asegurar que los conspiradores que impulsan el regicidio son los mismos que se cargaron a Breogán Riobóo... pero si fue ella quien lo guillotinó. Ángela Rodríguez, alias Pam, aún no habló, pero sabiendo las fraternales relaciones que mantiene con su jefa, a quien se refiere como “la puta coja”, puede ser terrible que abra la boca.

El peligro de ir a Vidán