Tres balas para frenar la amenaza de un calambrazo

|

Las tensiones raciales vuelven a encenderse en Estados Unidos por el homicidio de otro hombre negro a manos de la Policía. De nuevo, una muerte registrada en vídeo y que evidencia la violencia de los agentes. En esta ocasión, a la víctima le dispararon tres veces para frenar su huida después de que arrebatara una taser –una pistola que libera descargas eléctricas– a uno de los policías. Si eso es lo que aprenden en las academias, que ante la amenaza de un calambrazo hay que responder con balas, solo nos queda sorprendernos por que no haya más casos como los de George Floyd y Rayshard Brooks y cruzar los dedos para que la lucha por el cambio que se ha extendido por todo el mundo sirva, esta vez sí, para algo.

Tres balas para frenar la amenaza de un calambrazo