La coherencia de Abascal y los suyos

|

resulta curioso que, al final, sean Santiago Abascal y los suyos los que den toda una lección de coherencia al resto de fuerzas políticas de este país. Vox acostumbra a estar en la picota por ser considerada una formación machista, pero es el único partido que no acudirá a un acto en el Congreso con una delegación de Irán. El motivo de esta negativa no radica en que los responsables del país integrista hayan patrocinado en tiempos a los líderes de Podemos para que lograran poner en marcha su formación. La causa de esta ausencia es que, según las reglas de protocolo de la Cámara Baja, las mujeres no podrán estrechar la mano de los representantes iraníes y deben limitarse a mirarles desde lejos. No deja de tener cierta coña que quienes se golpean el pecho para arrogarse la representación del feminismo estén dispuestos a asumir ese trágala del férreo protocolo del país islámico. A lo peor, hasta acusan ahora a Vox de racismo, por eso de la procedencia árabe de los agraviados. FOTO: Santiago Abascal, en el congreso| aec

La coherencia de Abascal y los suyos