Más tiempo para poder reflexionar

|

Irene Montero, la ministra consorte de Igualdad, tendrá que seguir en cuarentena. La pobre mujer no da superado el coronavirus y tras unas nuevas pruebas ha vuelto a dar positivo, con lo que se tendrá que conformar con teletrabajar y seguir luchando contra la utilización del lenguaje sexista, que es lo suyo. A lo mejor incluso le da el tiempo, entre informe e informe, para aclarar a todos lo que significaban aquellas declaraciones de que de esta pandemia se sale “con políticas antifascistas”. Es que, a lo peor, con tirar el Valle de los Caídos se solucionan todos nuestros males y ya podemos salir de casa para tomar unas cañas.

Más tiempo para poder reflexionar