Esto es lo que hay, compañeros

|

Personas identificadas formatean un ordenador treinta y cinco veces. Y otras, de la misma panda o los mismos de antes, lo rompen a martillazos. ¿Normal? ¿Lo hace usted en el chollo?, ¿Su hijo si encuentra lo que busca o, ay, quiere ocultar lo que encontró? Responda usted mismo.  

Yo les cuento que un juez decidió que el PP (donde estaba el ordenador) y su destrozo (funcionarios de Génova) eran inocentes, pues no está probado que en el ordenador hubiera pruebas contra el partido ya citado para ocultar sus pecados. ¿Vale? Pues a mí no me vale, pero es lo que hay.
Vuelve la “Púnica”: según informes de la investigación policial, entre 2006 y 2008, y a través de cobrar el 19% de las obras encargadas por los administradores de la Comunidad de Madrid, bajo la presidencia de Esperanza Aguirre, el PP ingresó cinco millones de euros para sus campañas electorales

Una auditoria de Avalmadrid, ese chiringuito montado para los amigos, admite que su comité de morosidad ocultó la donación fraudulenta de un piso a Ayuso. Y todo eso y la investigación sobre las operaciones de Aguirre y Cifuentes son cosas del pasado, de otra época. Mentira: todos los tesoreros del PP pasaron por los juzgados.

No se lo van a creer, pero hay más superricos en España que en 2011, cuando se inició la gran crisis que dejó empobrecido al país. Pero es que además estos cresos pagan cada vez menos impuestos. 
Por ejemplo, en Madrid se  dejan de recaudar 955 millones de euros al año. Más ricos, más pobres y peores servicios públicos que en 2011. ¡Es lo que hay!

Bueno, se peguntarán ustedes ¿Hay acuerdo PSOE-Unidas Podemos?

Como saben se han cruzado cartas, propuestas, proyectos, para llegar a un final. Hay muchas coincidencias entre los dos proyectos (la música, dijo Iglesias, suena bien), pero con las lógicas discrepancias entre el centro-izquierda, que representa el PSOE, y la izquierda, donde se sitúa Podemos. Y eso es lo que impide el matrimonio de conveniencia. 

El resto es ruido. Algunas propuestas “chungas” de los socialistas como negarse a un gobierno de coalición para ofrecer puestos en la alta administración del Estado, ellos que no querían politizar las instituciones. El control del Gobierno, señores del PSOE, lo establece la oposición en el Congreso. Vamos que es un serial por capítulos y de buscar, en el otro bando, a un culpable.

Esto es lo que hay, compañeros