UN PUERTO NECESARIO

|

Los tiempos en los que Bruselas estaba muy lejos parecían superados; la propia política comunitaria propició que cambiara la percepción que durante mucho tiempo tuvieron los gallegos. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas de la UE parece empeñado en que se desande el camino, pues solo así se puede entender que sea capaz de poner objeciones al proyecto del Puerto Exterior. Por fortuna las instituciones y los partidos políticos han reaccionado de forma unánime ante al desatino comunitario y han presentado una relación tan larga de argumentos a favor de la dársena de punta Langosteira que será difícil que el Tribunal de Cuentas no rectifique, porque, además, el proyecto nació avalado por la propia Unión Europea.

 

UN PUERTO NECESARIO