EL BUEN MOMENTO DEL TURISMO

|

Los hosteleros coruñeses han mostrado el camino a seguir para superar la crisis. En los peores momentos, apostaron por bajar los precios para conseguir mantener unos niveles óptimos de ocupación de sus instalaciones. Ahora, cuando el turismo interno, que es el que llega con más fuerza a la ciudad, repunta, optan por incrementar sus tarifas en busca de la rentabilidad, consiguiendo que, pese a que la cifra de ocupación durante la Semana Santa cayó tres puntos, los beneficios hayan crecido. Si son capaces de mantener este complicado equilibrio lograrán esquivar una crisis que se ha llevado por delante a muchas empresas. Además, A Coruña sigue muy por encima de la media de ocupación en Galicia, un 76% frente al 66%.

EL BUEN MOMENTO DEL TURISMO