La peatonalización sigue adelante con o sin apoyo

|

EL Ayuntamiento coruñés está empecinado en llevar adelante su plan de peatonalización, caiga quien caiga. De nada sirven las protestas vecinales o las quejas de los comerciantes. Uno de los ejemplos más claros es con la peatonalización de la calle Marola. Los residentes andan estos días esquivando vallas y el presidente de la asociación vecinal parece que ya ha tirado la toalla y lo único que le pide al concello es que, ya puestos, las obras finalicen antes de que comiencen las clases, por eso del jaleo que se puede montar con los buses escolares. Una solicitud de lo más racional que, sin embargo, tampoco se verá satisfecha, ya que para finalizar los trabajos, el consistorio ha fijado un plazo de 75 días, lo que, teniendo en cuenta precedentes como lo acontecido en la plaza de San Pablo podemos predecir que las obras estarán concluidas allá por el 2018. Y esto no es más que el principio. También Marqués de Pontejos se vedará al tráfico de vehículos, aunque en este caso, el concejal del ramo parece menos optimista y calcula que esos trabajos se harán a medio plazo, es decir, dentro de muchísimo. FOTO: obras en la Calle marola

La peatonalización sigue adelante con o sin apoyo