El delito de lesa humanidad de criticar al Gobierno

|

Los españoles ya podemos respirar mucho más tranquilos. El Gobierno ha proclamado que llegamos ya al fin de la fase de estabilización del coronavirus. Es posible que la gran mayoría de la población no sepa lo que es esto, ya que las cifras de contagios, muertos e ingresados siguen subiendo a un ritmo espeluznante, pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa (y es de suponer que su gabinete de expertos), ha determinado que la cosa va a mejor, así que podemos descansar tranquilos. Aunque luego, como siempre, añadió la coletilla de que nos quedan “semanas duras”. Tal vez, el problema es que ni el ministro, ni sus expertos (y es posible que nadie sobra la faz del planeta), tenga la más mínima idea de cuándo se normalizará esto. Eso sí, Illa, muy en plan Sánchez, no aceptó ni una crítica. “Ahora se trata de salvar vidas”, dijo, dejando en todos con la duda de si criticar al Gobierno es un delito de lesa humanidad.

El delito de lesa humanidad de criticar al Gobierno