Una jauría de malpensados y con mala baba

|

Es justo reconocer que hay mucho coruñés con mala baba, incapaz de reconocer los muchos esfuerzos que los mareantes herculinos realizan por el bien de la ciudad. Son los que forman parte de esa jauría desbocada que aprovecha la más mínima ocasión para hincar sus dientes sobre las blandas carnes da xente do común, todavía no hechas a la dura tarea de gobernar. En su último alarde de injusticia, esos desalmados se han roto el pecho de tanto reirse a cuenta de lo que suponían un grave error: el anunciar la presente Navidad como si se tratara de la de 2018. Y es que son tan ciegos que a lo peor se creen que los más que sobradamente preparados concejales, que los más listos y mejor pagados asesores particulares y personales no se habían dado cuenta de que los carteles con los que se cubrió la ciudad iban con un año de adelanto. En realidad todo se ha hecho para ahorrar una nada despreciable cantidad de euros a las arcas de María PIta, encargando de una tacada carteles para este año y el que viene. Al fin y al cabo, todo el mundo sabe que estamos en la Navidad de 2017, ¿o no?  FOTO: cartel ¿reutilizable? | patricia G. F.

Una jauría de malpensados y con mala baba