Un aviso que no se tendría que hacer

|

El Ayuntamiento de Madrid ha lanzado lo que tendría que ser el aviso más absurdo de la historia. Le ha pedido a los ciudadanos que no acudan a la Puerta del Sol a tomar las uvas para celebrar la entrada del nuevo año. Y tendría que ser el aviso más absurdo de todos los tiempos porque, es de suponer, que con la que está cayendo, los ciudadanos tendrían que optar por quedarse en casa, poner la televisión y como mucho, juntarse con algún familiar muy cercano si las circunstancias lo permiten. Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid tiene que lanzar ese aviso porque habrá muchas personas que sí estén dispuestas a jugarse el tipo por tomar las uvas en tan emblemático lugar. Somos así.

Un aviso que no se tendría que hacer