Siete, pero bajando

|

EL proceso para elegir al nuevo jefe de los socialistas de la provincia de A Coruña se está volviendo apasionante. Por un momento parecía que iba a ser un partido Formoso-Resto del Mundo, ya que se decía que los seis rivales del presidente de la Diputación preparaban una lista única para hacerse ellos con el poder –poco le iba a tocar a cada uno–, pero ahora la cosa ha cambiado. Formoso ya ha contactado con tres de ellos y uno de los precandidatos, el portavoz municipal en Mazaricos, Javier González Trillo, se ha rebotado. Considera que con esa estrategia pretende convertirse en “el favorito de los de siempre”. Pues menos mal que la renovación de la cúpula del partido iba a servir para resolver conflictos y cerrar heridas, porque llega a ser para enconar las divergencias y ya se habrían registrado tiros y cuchilladas. Lo que sí ya va quedando claro es que al final van a ser muchos menos de siete los aspirantes que peleen por el sillón que Julio Sacristán dejó vacante recientemente.

Siete, pero bajando