LOS DOS FRENTES DEL DEPORTIVO

|

El “Sí, se puede” que se escuchó el sábado en Riazor refleja el buen estado de ánimo de la afición del Deportivo a la vista del comportamiento del equipo en el partido contra el Real Madrid. La mejoría con relación a otros encuentros fue evidente, pero ya se sabe que la motivación frente a los grandes es mayor que ante rivales de menos entidad, por lo tanto, habrá que esperar a próximos compromisos para comprobar si de verdad hay un cambio de actitud o no. Sin embargo, si existen atisbos de esperanza en lo puramente futbolístico, la situación es bien diferente en el apartado administrativo, ya que la FIFA amenaza con un descenso administrativo si el Deportivo no paga las deudas contraídas con clubes de otros países por el traspaso de jugadores. No parece, pues, muy halagüeño el futuro de la entidad coruñesa, que está pagando la factura de muchos años de mala administración.

LOS DOS FRENTES DEL DEPORTIVO