La franquicia coruñesa de Vox no está de broma

|

Pablo Cancio Rascado y Gonzalo Suárez Janeiro son pareja de hecho –hecho político, ¡eh!, que de lo otro cada uno es muy libre aparearse con quien le dé la gana–. El primero es el presidente y el segundo el secretario de la franquicia de Vox en la provincia de A Coruña. Aseguran que cuentan con el soporte de 160 militantes y que su formación no tiene nada de fascista o de ultraderecha, sino que es liberal-conservadora. De la impresión de que tiene más de conservadora que de liberal, ya que ambos proclaman a coro que partidos como el Beneguai, el PNV o Esquerra Republicana de Catalunya deberían estar ilegalizados. Semejante pensamiento muy liberal, muy liberal no parece. A ver si con semejantes afirmaciones ya van a contar el apoyo de un número más bajo de afiliados.

La franquicia coruñesa de Vox no está de broma