LAS ALARMAS SOCIALES

|

La ocupación de un edificio por parte de los chabolistas que tuvieron que salir de Penamoa ha abierto la espita del miedo en algunos puntos de la ciudad. Por ejemplo, en Palavea, donde existe un inmueble en las mismas condiciones que el de A Silva (embargado por un banco y sin que sus legítimos propietarios puedan entrar a vivir en las viviendas pese a haber pagado parte de su precio), los vecinos ya han alertado a la Policía Local de esta situación. De hecho, los agentes precintaron el portal y ese precinto fue retirado por desconocidos. Además, la lentitud con la que está actuando la justicia en este caso hace que las alarmas sociales se disparen, puesto que nadie entiende estos retrasos.

 

LAS ALARMAS SOCIALES