La estrategia inversa para el plenario mareante

|

EL exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares sigue a su bola. Con su aspecto y su actitud de miñaxoia hace lo que le peta –”Artículo 34 de la liga: hago lo que quiero, cuando quiero y como me da la gana”, que decía el coruñés consorte Andrés Montes cuando se refería a Shaquille O’Neal, en las temporadas en las que era el pívot más dominante de la NBA– y sigue mangoneando en En Mareas, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, hasta el punto de que ha asegurado que el plenario de julio es el lugar idóneo para analizar la composición de la coordinadora. Quizá se pasó de frenada, porque Yolanda “la Yoli” Díaz ya advirtió de que el cumio de julio no será para cuestionar a Villares... Que se dé por condenado.

La estrategia inversa para el plenario mareante