FORMARSE EN LA SEGURIDAD VIAL

|

Mucho hubo que luchar para que la seguridad vial quedase incluida en los programas de estudio de los escolares. Pero no todos los colegios tienen capacidad para impartirla, por lo que algunas instituciones públicas asuman la tarea de divulgarla entre los menores. Así lo hace, por ejemplo, el Ayuntamiento de A Coruña, en cuyas actividades sobre educación vial participaron el año pasado 1.628 personas, de las que 1.539 eran niños, que de esa manera empezaron a formarse en una de las materias  que con el paso del tiempo deberán dominar a la perfección para prevenir situaciones de riesgo. Ahora bien, toda la responsabilidad de su enseñanza no debe recaer en exclusiva sobre las administraciones públicas y los colegios; a los padres también les corresponde una cuota muy importante, puesto que los primeros beneficiados serán sus propios hijos.

FORMARSE EN LA SEGURIDAD VIAL