Ahora a Maduro le da por expropiar juguetes

|


EL paraíso bolivariano es cada día más maravilloso. No hay nada como vivir en Venezuela, vestir habitualmente chándal y que Chávez se te aparezca con forma de pajarito, o sea, no hay nada como ser Maduro, pues se pueden tomar las decisiones que uno quiere y cuando quiera. Por ejemplo, expropiar cuatro millones de juguetes a una empresa y detener a sus gerentes de ventas y contabilidad, acusándolos de acaparamiento. El problema vendrá cuando el Gobierno ponga a la venta esos juguetes, porque nadie tiene dinero para comprarlos.

Ahora a Maduro le da por expropiar juguetes